Solo o con pareja

Nos estaba explicando Eme, a Grandullón y a mí, un lío que tiene con un compañero del trabajo. Eme es un tía que llama la atención, y no sólo físicamente. Su carácter afable y con el punto justo de cachondeo hace que tenga bastante éxito en la empresa. Ella se había dejado engatusar por un compañero de curro, y aunque ya le habíamos avisado de los problemas que podía tener, decidió tirar p’alante. Pero hoy nos dijo que la historia ya se había acabado. El final del rollete vino provocado por una excusa que le puso el tío a Eme y que ésta no se creyó. Además, en los últimos días había notado como si el otro se hubiera enfriado… y si a todo esto se le suma que está convencida que le ha puesto los cuernos, el resultado es que Eme ha puesto punto y final a la relación.

Grandullón iba asintiendo mientras Eme nos explicaba la situación ya que se sentía bastante identificado con los hechos. Sobre todo en la parte del enfriamiento del compañero de curro. Según nos explicaba Grandullón, en un rollete puede llegar el momento en que no te apetece seguir el juego y sin saber porqué empiezas a dejar de contestar mensajes. Vas poniendo excusas para no quedar y de repente la otra persona te monta un pollo, que aunque lo veas venir, tampoco haces nada para evitarlo. Básicamente porque un rollo es un simple rollo.

Aunque la historia en sí no viene al caso, sí fue interesante escuchar ambas partes. Por un lado, a Eme le gustaría encontrar a alguien especial para formar una pareja. Y lleva cierto tiempo con los tíos en modo “prueba y fallo” ya que últimamente le salen todos rana. Por ahora lo sigue intentando, aunque diga que se ve sola en el futuro.
Grandullón por otra parte, no está muy bien con su pareja y tiene claro que él acabará más solo que la una. Le pueden las ganas de hacer y deshacer a su antojo, sin tener que dar explicaciones a nadie. Y sobre todo porque para Grandullón, una cosa es el amor y otra bien diferente el sexo. Para él, una cosa es querer a alguien y otra tener sexo con otra persona sin que nada influya en la primera. Imagino que el hecho de llevar casado muchos años te cambia esta perspectiva.

En mi caso, me veo más en el lado de Eme (con pareja) que en el de Grandullón (solo). ¿Que es difícil encontrar pareja? No lo discuto. ¿Que después de años teniendo sexo exclusivamente con la misma persona, las cosas no son iguales que al principio? También. ¿Que nos han vendido la idea del amor de película Disney, en la que vivieron felices y comieron perdices?… puede ser. Pero he visto parejas que llevan mucho tiempo juntos y que cuando se miran, se distingue un brillo especial en la mirada. Y eso me causa envidia, de la sana naturalmente. Y pienso que ¿porqué no puedo yo llegar a eso?

Contadme, en qué lado os quedáis. ¿Solos o con pareja?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s